Alfombra Monumental Yolihuani en el marco de la 4a. Feria de las Flores en el Parque Ecológico Xochitla

Yolihuani: Fuente de vida

       PASADO DEL VALLE DE MÉXICO
Alfombristas Mexicanos | Hace casi 700 años, en este lugar, había un gran lago lleno de plantas acuáticas y animales y por sus cielos volaban millones de aves multicolores. Aquí floreció la cultura mexica.
El agua era venerada como el dios Tláloc, fuente de toda la vida, incluida la humana. Los tlaloques, sus ayudantes, cargaban el agua en cántaros de barro.
Muchos animales eran venerados: la garza, dios del aire, predecía el clima; el ajolote, hermano de Quetzalcóatl, fue alimento y medicina; y, el tlacuache, fue el dios que robó el fuego para los humanos.
Flores como dalias, ninfeas o cempasúchil, entre muchas, fueron alimento, ofrenda o medio de sanación física y espiritual que florecía en los solares y jardines de Tenochtitlán.
Los mexicas obtenían su alimento de los lagos, por la pesca o cultivando sus hortalizas en chinampas, camas flotantes hechas de raíces de ahuejote, cubiertas con el fango del fondo del lago.
En la Colonia el agua fue solo un “recurso” que podía contaminarse y desecharse. Y sucedió la más grande catástrofe ecológica: el desalojo de las aguas de sus lagos, para evitar inundaciones.
PRESENTE DEL VALLE DE MÉXICO
Casas, edificios y calles fueron ganando terreno a lagos y bosques, provocando la desaparición de más de la mitad de especies de plantas acuáticas, como las ninfeas o animales como el ajolote.
El presente nos confronta a enormes retos, ya que las inundaciones y los terremotos nos recuerdan que vivimos en el lecho de lo que fue un lago.
El Popocatepetl y el Iztaccíhuatl están perdiendo su blanca nieve; el Popo por actividad volcánica y el Izta por el derretimiento de sus glaciares, debido al calentamiento global.
FUTURO DEL VALLE DE MÉXICO
Los ahuehuetes, viejos árboles milenarios que aún viven en este valle, son testigos de nuestra historia y símbolo de paciencia, fortaleza y sabiduría.
Yo, Yolihuani, contemplo un futuro de esperanza. No olvides tu vínculo con la naturaleza; aprende a religarte con ella y con quienes te rodean. Siente sus latidos, su vitalidad y su gran belleza.

Alfombra Monumental Yolihuani

  •  8 meses de conceptualización Xochitla + Alfombristas Mexicanos
  • 5 meses de recolección de materiales naturales provenientes del parque.
  • 15 días de confección en sitio.
  • +400 voluntarios en confección de alfombra por convocatoria.
  • 1300 niños de curso de verano en confección de marco de la alfombra.
  • 6,587 visitantes a la Feria de las Flores.

 

Comentarios

comentarios